top of page

Manifiesto Lechiguano
 

Cuando aparece la constelación de Las Pléyades, el cielo anuncia la llegada del Año Nuevo. Por su forma, los y las guaraníes la llaman Eichu: La Lechiguana.

En la inmensidad, las avispas se conectan en un enjambre para pasar los últimos días fríos. Una constelación de estrellas abrazadas. Una constelación asume el gesto de la comunidad, donde el pueblo se organiza para comenzar a sembrar.

La revista digital y popular La Lechiguana busca recuperar esa experiencia cosmogónica en la que sociedad y naturaleza son una. Intenta encender el calor con palabras y así preparar el territorio para la pronta llegada de la primavera. Aspira, sobre todo, a conformar su enjambre con distintas voces y entrelazarlas todas en una red. 

Mientras el futuro está siendo, mientras las voces intentan capturar algo de certidumbre en el tsunami de relatos que tanto se parecen a la realidad, mientras la inteligencia artificial muta de reflejo mimético a oráculo consagrado, mientras los recursos se escurren como agua contaminada para bañar plantaciones transgénicas, mientras los árboles arden, hay quienes, para volver a crear, ponen en valor las raíces y su resistencia.

El totalitarismo de los algoritmos los silencia. La revista digital y popular La Lechiguana no es otra cosa más que un intento por hacer dialogar esas zonas que no han encontrado un lugar en la cartografía oficial. Es un intento por tejer, conectar e integrar esta constelación hecha de voluntades que resisten. Y que, al igual que las lechiguanas, se juntan para sembrar hacia la primavera.

La Lechiguana

somos

WhatsApp_Image_2024-03-23_at_11.49_edited.png

Lean Alba
(co-director)

traced-WhatsApp Image 2024-03-17 at 6_edited.png

Paz Solís Durigo
(co-directora)

fotobio-removebg-preview_edited.png

Sergio Gramajo
(colaborador fundante)

IMG-20240322-WA0066-removebg-preview_edited.png

Gilda Olle
(colaboradora fundante)

Art Director

FOTO_CV_CARO-1-removebg-preview.png

Lina
(colaboradora fundante)

Product Designer

bottom of page